domingo, 29 de agosto de 2010

hhhmmmmm-....-

No te tomes la vida en serio, al fin y al cabo no saldrás vivo de ella...

jueves, 19 de agosto de 2010

miércoles, 11 de agosto de 2010

mitos urbanos chilenos 3

Veo hueás, veo hueás, veo hueás…

LOS SUPUESTOS HECHOS: Un grupo de amigos decide darle al más perno del lote una dosis de LSD, durante una fiesta. No tuvo que pasar mucho rato para que el perno comenzara a alucinar, y al final sus amigos no lo volvieron a ver esa noche. Pero a la mañana siguiente, varios de ellos recibieron un mensaje al más puro estilo de Sé lo que hicieron el verano pasado. A los celulares de varios de ellos llegó un texto que decía “Lo tengo”. Como nadie entendía, decidieron ir a la casa del perno a ver qué onda con el mensaje. Pero éste seguía “en viaje”, repitiendo “lo tengo, lo tengo” e indicando hacia su armario. Aquí la historia se bifurca.
Algunos dicen que lo que el perno tenía en el closet era un niñito con síndrome de Down. El perno había
pensado que era un duende, y lo había encerrado en su closet, amarrado. La otra dice casi lo mismo, pero en lugar del niñito, había un enano.

LA REALIDAD: Según la siquiatra Patricia Cordella, el LSD puede producir alucinaciones de este tipo, ya que
genera trastornos de conciencia y hacen vivir experiencias que están fuera de las habituañes. “Se construye
una realidad distinta: se puede ver, sentir e incuso oler de otra forma”, agrega la especialista.

CONCLUSION: No sea perno.

mitos urbanos chilenos 2

Lleve su yubina!

LOS SUPUESTOS HECHOS:Durante un carrete, un grupo de chistosos le pone yohimbina (o yumbina) a la piscola de una mina. Se supone que la yumbina es para excitar vacas y yeguas, de manera que la pastilla surte tal efecto en la chica que ella no encuentra nada mejor que satisfacer sus apetencias con la palanca de cambios de su auto. Otras versiones hablan de que usó el freno de mano.
LA REALIDAD: Nuestro gineco-obstetra amigo, Armando Cortines, explica que la yohimbina puede dilatar la erección vaginal del clítoris (de la misma manera que lo hace con el pene en los hombres), pero la respuesta sexual de la mujer necesita de otros factores, como estímulos de tipo emocional. Incluso una alta dosis de este fármaco no provocaría reacciones como las de este mito.
CONCLUSIÓN: Lo siento,
galla, ya no puedes culpar a la yumbina.

mitos urbanos chilenos

La temible y terrible historia de la epiléptica

LOS SUPUESTOS HECHOS: Una pareja -el universitario, ella colegial- deciden ir a darse con todo, aprovechando el auto del papá y un mirador santiaguino. Mientras la chica desarrolla la misma técnica que hizo famosa a una escolar (está prohibido decir su nombre), le sobreviene un ataque de epilepsia. Y el chico que estaba en pleno éxtasis baja directo al infierno. Su miembro ha quedado atrapado en la mandíbula de su novia. Para cuando logra zafar, el desastre es total: ha perdido buena parte de su hombría.
LA REALIDAD: Para Armando Cortines, gineco-obstetra del Hospital La temible y terrible historia de la epiléptica Clínico de la Universidad de Chile, esta historia puede ser verídica, ya que normalmente la persona con epilepsia experimenta una contracción involuntaria de todos sus músculos -incluyendo la mandíbula- durante los ataques. De hecho, por eso a los epilépticos les ponen un paño en la boca cuando sufren sus ataques, para que no se muerdan la lengua. Lamentablemente, la chica en cuestión no tenía un paño a mano.
CONCLUSIÓN: Aterradoramente posible. Cuando sospeche, pida un electroencefalograma de su candidato(a) a novio(a).

sábado, 7 de agosto de 2010

me (6)

...
torturado y preparado pa matar ♪♫
me han convertido en una bestia ♪♫
soy solo un niño que no tiene identidad ♪♫
me han obligado a disparar ♪♫
me han ensenado como asesinar ♪♫
me han obligado a mutilar ♪♫
en un infierno terrenal ♪♫

EH NO, TU INDIFERENCIA NO TIENE PERDON
QUIEN TE ROBO EL CORAZON ?