miércoles, 11 de agosto de 2010

mitos urbanos chilenos

La temible y terrible historia de la epiléptica

LOS SUPUESTOS HECHOS: Una pareja -el universitario, ella colegial- deciden ir a darse con todo, aprovechando el auto del papá y un mirador santiaguino. Mientras la chica desarrolla la misma técnica que hizo famosa a una escolar (está prohibido decir su nombre), le sobreviene un ataque de epilepsia. Y el chico que estaba en pleno éxtasis baja directo al infierno. Su miembro ha quedado atrapado en la mandíbula de su novia. Para cuando logra zafar, el desastre es total: ha perdido buena parte de su hombría.
LA REALIDAD: Para Armando Cortines, gineco-obstetra del Hospital La temible y terrible historia de la epiléptica Clínico de la Universidad de Chile, esta historia puede ser verídica, ya que normalmente la persona con epilepsia experimenta una contracción involuntaria de todos sus músculos -incluyendo la mandíbula- durante los ataques. De hecho, por eso a los epilépticos les ponen un paño en la boca cuando sufren sus ataques, para que no se muerdan la lengua. Lamentablemente, la chica en cuestión no tenía un paño a mano.
CONCLUSIÓN: Aterradoramente posible. Cuando sospeche, pida un electroencefalograma de su candidato(a) a novio(a).

1 comentario: